LA REVISTA - PUBLICACIONES ANTERIORES - ARTÍCULOS DEL MES - MANDA UN ARTÍCULO - VÍNCULOS - DESTACADOS - CONTACTO - APOYAN - INICIO

 

 

articulos

 

 

 

 

 

 


   

LA CALERA DE LAS HUÉRFANAS

   
linea  



























También conocida como «Estancia de Belén» o la «Estancia del Río de la Vacas», la Calera de las Huérfanas fue declarada Patrimonio Jesuítico y Monumento Histórico Nacional de Uruguay. Durante los siglos XVII y XVIII los sacerdotes Jesuitas evangelizaron y fundaron pueblos sobre las márgenes de los ríos Uruguay y Paraná. Para lograr su adecuada supervivencia explotaron la ganadería, la agricultura la minerÍa y la industria, dicha producción les permitía negociar con estas materias. En este contexto histórico surgen dos estancias en nuestro territorio: Nuestra Señora de los Desamparados sobre el Río Santa Lucía y la estancia Del Río de las Vacas, (1741) hoy Calera de las Huérfanas. En 1767, el Rey Carlos III de Borbón expulsa a los jesuitas de todos sus dominios y la estancia pasa a depender de la Junta de Temporalidades de Bs. As. quien encarga su administración a Juan de San Martín, padre del prócer Gral. José de San Martín. Luego pasaría en 1777 a las Religiosas de la Caridad. En 1815, primer período de gobierno patrio, según el reglamento artiguista, las tierras son repartidas entre más de 40 personas cuyos derechos posteriormente se anulan y se realiza un nuevo fraccionamiento y venta de donde es comprador el Gral. Julián Laguna del antiguo caserío de la estancia (1829).

 


 

 

 


 

 





   
 


PÁGINAS AMIGAS